¿Atrapado en un incendio?

Te encuentras en tu habitación durante un incendio, y no sabes cómo debes actuar. El nerviosismo o el pánico puede hacerte tomar decisiones incorrectas, poniendo tu vida y la de tu familia en riesgo. Conoce algunos consejos que te ayudarán a evacuar tu casa durante un incendio.

Cuidado con el humo, es un enemigo silencioso. El calor y los gases pueden llegar a matarte. Cuando el humo de un incendio te rodee, agáchate y gatea hasta la salida más cercana.

¿Te encuentras en un edificio? Evita utilizar el ascensor, este aparato es activado por medio del calor, al utilizarlo es muy probable que te lleve al piso donde ocurre el incendio. Recuerda, para evacuar siempre utiliza las escaleras.

Cuando entres a un lugar público como restaurantes, cines o edificios, siempre fíjate dónde están las salidas de emergencia para evitar las multitudes en la puerta principal.

Planea con tu familia dos rutas de escape de los dormitorios, recuerda que una de las vías de evacuación puede ser obstaculizada por el fuego. Además, asegúrate que tu familia siempre duerma con la puerta cerrada, esta puede evitar que el humo se expanda rápido, proporcionándote tiempo para escapar.

¿Los dormitorios están en el segundo piso? Asegúrate que cada habitación tenga una escalera de escape cerca de la ventana

Escoge un lugar seguro para reunirse cuando hayan evacuado la casa.

Antes de salir de la habitación, coloca tus manos en la puerta y la perilla, para asegurarte que no se encuentre caliente.

¿El humo está entrando a tu habitación? Coloca toallas, ropa o sabanas debajo de la puerta para evitar que el gas siga entrando, y busca otra salida.

Evacua tu casa gritando fuego, así toda tu familia y los vecinos sabrán lo que está sucediendo.

¿Todas las salidas están obstaculizadas? Quédate en el piso cerca hasta que la ayuda llegue.